Dios te gratificará en esta vida y en la del más allá enseñando y distribuyendo sin animo de lucro en tu comunidad el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario. Congregacion Religiosa Universal ( C.R.U. )
Redes Sociales Icono Twitter Icono Facebook

CULTO EDISTA

“edismo es tu misma creencia, pero diferente”

PRESENTACION

“Nos interesa la religión por sus dioses y enseñanzas, pero no entramos a considerar su historia, ni los fundamentos teológicos de su doctrina y dogmas, ni su verdad o falsedad, ni su organización, ni la vida de sus ministros, sino la sensación que produce la presencia de sus dioses y su culto”.

El Culto al Panteón Edista de los Dioses es el culto a Edas Dei, conjuntamente con el culto a los dioses de todas las religiones, todo como un solo culto a Dios.

Invitación a visitar la página web:www.edismo.com para ver la Imagen del Panteón Edista de los Dioses.

“La Iluminación Divina es un estado de conciencia elevada y de perfección espiritual como resultado de un proceso de transformación psicológico y espiritual para pasar de lo real del ser humano al estado ideal de ser iluminado o Buda”.

En cada uno de nosotros existe un sitio llamado: Heyoan, templo de luz divina, que es el lugar sagrado y la morada de nuestro poder espiritual, en la esperanza de ser habitado por las divinidades de la hierofanía que forman el Panteón Edista de los Dioses.

El libro Iluminación Divina en la Era de Acuario, es el libro sagrado de la Congregación Religiosa Universal (C.R.U.), que contiene el Mensaje Divino que Dios la revelo a Emmanuel, y para su consulta y descarga visitar la página web: www.edismo.com).

El ritual del Jardín Edista es un culto a cada religión y sus dioses.

SALUDO DE BIENVENIDA

En nombre de la Congregación Religiosa Universal; C.R.U., damos nuestra bienvenida a todos los asistentes al templo Heyoan, para celebrar la ceremonia del Culto al Panteón Edista de los Dioses, y recibir su Iluminación Divina, para el éxito en nuestra vida y la salvación eterna.

TEOLOGIA DEL CULTO

La Teología del Culto es la que nos enseña que el verdadero culto a Dios es el “Culto al Panteón Edista de los Dioses”, por ser una comunicación directa y personal con Dios” si intermediarios y por ser el culto a Edas Dei, conjuntamente con el culto a los dioses de todas y cada una de las religiones

En la celebración del culto de alabanza a los dioses de las diferentes religiones, cada uno de los dioses se identifica como "numen" que son los dioses de la inteligencia y la razón, y como "numina" que son los dioses de la fe y la creencia.

La Teología del Culto se origina a partir de los siguientes fundamentos del 28 al 35 de los Principios Fundamentales del Edismo (PFE)

28.- Sin hacer consideraciones sobre la verdad o falsedad de las deidades de cada religión, los cultos y ritos de todas las religiones y sectas están implicados uno con otro, entre sí, a través del culto a Edas Dei.

29.- El poder del culto a los dioses de todas las religiones es superior al invocado al dios de una sola religión.

30. El Culto al Panteón Edista de los Dioses
consistente en que cada uno debe practicar el culto a la imagen general y de abstracta universalidad de
Edas Dei, conjuntamente con la práctica del culto a las imágenes propias de cada religión, todo como un solo culto a Dios.

31. El Culto al Panteón Edista de los Dioses comunica y une el mundo invisible y espiritual de Dios, con el mundo visible y sensible de la naturaleza y el del ser humano consigo mismo y es la forma más perfecta de comunicación directa y personal con Dios.

32. El Culto al Panteón Edista de los Diosesse extiende a los espíritus de nuestros antepasados a los que invocamos para obtener su protección.

33. El Culto al Panteón Edista de los Dioses se realiza en el Templo de la Luz Divina llamado Heyoan: Vocablo que significa “la voz que musita la verdad a través de los siglos”; que habita en cada uno de nosotros y es el lugar sagrado y la morada de nuestro poder espiritual.

34.- Pertenecer a la Congregación Religiosa Universal: C.R.U. significa una identidad con sus objetivos y metas, un compromiso de lealtad y fidelidad a sus principios, creencias, valores e ideología, un cumplimiento de su normatividad y misión, una responsabilidad ante sus deberes y obligaciones y un reconocimiento, obediencia y sumisión a la autoridad legitima espiritual del ministro que nos relaciona y nos pone en comunicación con Dios, a través del Panteon Edista de los Dioses.

35.- Quien lleve la marca del Símbolo Sagrado Sigma: Σ, recibirá el poder espiritual y la protección divina de Edas Dei y de los dioses de todas las religiones.

De los anteriores fundamentos deducimos las siguientes ideas:

TERCERA IDEA, El nombre de Edas Dei está implícito, inscrito y escrito en todos los libros sagrados de cada religión, aunque no lo veamos, y es el mismo dios de cada religión. “Todos en uno y uno en todos”.

Todos los dioses son la representación de un solo Dios: Edas Dei, y su alabanza la hacemos cuando alabamos al dios de cada religión, con los libros sagrados de todas y cada una de las religiones en el mundo, invocando y nombrando a Edas Dei en lugar del nombre de cada dios. Así, la alabanza a Edas Dei la hacemos reemplazando de nombre de Brahma en los Vedas, el nombre Yahvé o Jehová o el Señor, o el nombre de Jesús su hijo, o de Alá en el Corán, por el de Edas Dei, y así sucesivamente con los demás libros sagrados y religiosos.

TERCER DOGMA. El verdadero culto a Dios es el Culto al Panteón Edista de los Dioses, que es el culto a Edas Dei (Σ), conjuntamente con el culto a los dioses de todas y cada una de las religiones en el mundo, todo como un solo culto a Dios. “Todos en uno y uno en todos”.

CUARTO IDEA. . Todas las religiones convergen en una sola espiritualidad por la existencia de un dios común a todas ellas. “Todas en una y una en todas”.

Convergen en la Congregación Religiosa Universal: C.R.U., todas las religiones, porque cuando un creyente rinde culto a las imágenes naturales, analógicas, concretas y personales del dios de su religión, también lo está haciendo igualmente a Edas Dei, que es el verdadero nombre y la concepción general y absoluta de Dios, y es a la vez la idea particular del dios de cada religión.

CUARTO DOGMA Todas las religiones pertenecen espiritual e implícitamente a la Congregación Religiosa Universal: C.R.U., conservando su identidad. Una en todas y todas en una.

JARDIN EDISTA

La religión es un jardín de sentimientos que cada persona lleva en su corazón, que define la relación entre el ser humano y la divinidad y que se manifiesta como un conjunto de creencias, prácticas y ritos.

¡Piensa en vuestro jardín! Encontrareis que es un entorno de diversa vegetación y arquitectura, con una fresca y bella fuente de agua y riego, con piedras y rocas que lo adornan y le dan un estilo propio, con caminos trazados que delimitan zonas de atracción para un paseo en la búsqueda de flores de diversos aromas, colores y gamas, en un espacio que se proyecta estéticamente y determina su paisaje. Este jardín que es de vuestra propiedad, es vuestra religión, que exige la presencia de un jardinero que es el “dios” de vuestra religión.

Ahora vais a unir vuestro jardín con todos los demás jardines para formar el “gran jardín de las religiones” llamado el “Jardín Edista”, que es allí donde encentrareis la verdad divina, que es saber que vuestro dios, junto con todos los dioses de los demás jardines son uno solo; “El Gran Jardinero, Rey de dioses”, llamado Edas Dei, simbolizado por la letra griega Sigma (Σ).

El nombre del Gran Jardinero llamado Edas Dei, que tiene su origen en el Mensaje Divino que es Palabra de Dios, que está escrito en el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario, (véase: www. edismo.com), nos enseña que la existencia de Dios como Espíritu Divino, la podemos conocer por su obra de la creación del mundo y su orden, pero su esencia divina y actividad propia llamada Actividad Sigma: AS, no la podemos conocer porque sería ser iguales a Dios, lo que es un imposible, por eso el verdadero Ser Absoluto es Edas Dei, que significa que Dios es “Espíritu Divino de la Actividad Sigma”, el Ser Supremo, el Dios Superior, dios de dioses y Padre Eterno de los dioses de todas las religiones en el mundo.

PUERTA DE ISHTAR PARA ENTRAR AL JARDIN EDISTA

Ahora experimentemos la gran aventura espiritual, que es saltar en el tiempo, en un viaje único en la vida, que lleva a las tierras de la famosa Babilonia, llamada Babel en la Biblia, a orillas del Éufrates. Allí está justamente el Jardín Edista, representado por el conjunto de los llamados Jardines Colgantes de Babilonia, que son considerados como una de las siete grandes maravillas de la antigüedad, donde hay una sola puerta de entrada que te permite disfrutar de la magia del mejor de los paseos, llamada Puerta Azul, o Puerta de Ishtar, que es igualmente una de las grandes maravillas de la antigüedad, cuyo nombre lo recibió en honor a la diosa del mismo nombre a la cual estaba consagrada, que era el encanto de los peregrinos que la franqueaban, para hoyar la calle principal llamada Camino de los Dioses.

Iniciemos la aventura atravesando la Puerta de Ishtar, que se abre y nos da la bienvenida para encontrar los Jardines Colgantes de Babilonia que forman el Jardín Edista, donde cada jardín simboliza cada religión con su dios.

Ahora visitaremos cada uno de los jardines para efectuar el Ritual Edista, invocando a sus dioses, para recibir sus enseñanzas y la protección de su iluminación divina y para satisfacer nuestro deseos y necesidades espirituales y materiales, en cada jardín rezamos los mantras, que son palabras, oraciones, Salmos, himnos y canciones de invocación, acompañados de medios sagrados del poder espiritual, tales como la Letra Griega Sigma (Σ), que representa a Edas Dei, el símbolo del Edismo y las letras C.R.U., que corresponde al nombre de la Congregación Religiosa Universal.



RITUAL EDISTA

El Ritual Edista es el programa de oración a seguir permanentemente como un servicio espiritual a la comunidad, invocando a los dioses para obtener la “Iluminación Divina”, que significa nuestro éxito en la vida y la salvación eterna.

Lo primero que debemos hacer antes de comenzar el Culto al Panteón Edista de los Dioses es presentar a todos los asistente el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario, que es el libro sagrado del Edismo, leyendo, explicando y comentando algunos de sus apartes.

El Culto al Panteón Edista de los Dioses se inicia pronunciando la Palabra de Dios, que es el Mensaje Divino inscrito en el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario, cuando Dios dijo:

“Yo soy el principio único absoluto y no hay nombre para la esencia y actividad misma de mi ser espiritual y solo la hay para mi existencia por mi única acción que creó el mundo y su orden”.

El Mensaje Divino nos enseña la imposibilidad que existe de conocer la esencia de Dios.”No sabemos cómo es Dios realmente”, lo cual significa que la naturaleza y forma propia de actuar Dios, llamada “Actividad Sigma”, nadie puede conocerla, porque sería ser nosotros iguales a Dios, lo que es un imposible. Pero, por la obra de la creación y orden en el mundo conocemos la existencia de Dios, que es el Espíritu Divino de la Actividad Sigma: Edas Dei, simbolizado por la letra griega Sigma (Σ), que es la verdadera imagen de Dios, Ser Absoluto, Dios Superior, Dios de dioses y Padre Eterno de los dioses de todas las religiones en el mundo.

El Ritual Edista representa una oportunidad y una experiencia gratificante en nuestra vida para tener una comunicación directa y personal con Dios para obtener su iluminación divina y vivir la fe edista, para convertirnos en “edistas” y obtener el poder divino orando y meditando con los mantras, y alabando a Edas Dei, conjuntamente con la alabanza a los dioses de todas las religiones, todo como un solo culto a Dios.

La ceremonia del Ritual Edista se celebra evocando y orando a los dioses del Jardín Edista.

RITUAL DE EVOCACION A LOS DIOSES DEL JARDIN EDISTA

- El culto a todos los dioses del Jardín Edista es el Culto al Panteón Edista de los Dioses.

- El Jardin Edista representa a la Congregación Religiosa Universal: C.R.U.

- Cada jardín representa una religión y sus dioses.

- Invocar a los dioses del Jardin Edista significa recibir su “Iluminación Divina”.

PROFESION DE FE

Hacemos la profesión de fe al Panteón Edista de los Dioses rezando la siguiente oración universal:

EL CREDO EDISTA

Creo que la Palabra de Dios es el Mensaje Divino escrito en el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario. Creo que la Actividad Sigma: AS, es la esencia y acción propia de Dios que no la podemos conocer, pero si su existencia, que es el Espíritu Divino de la Actividad Sigma: Edas Dei, simbolizado por la letra griega Sigma (Σ), que es el verdadero Dios creador del cielo y la tierra. Creo que todos los dioses son la representación de un solo Dios: Edas Dei; todos en uno y uno en todos, que está presente en todas las religiones aunque no se nombre y en toda oración a Dios aunque no se mencione, que existe implícito, inscrito y escrito en todos los libros sagrados aunque no lo veamos. Creo en mi comunicación directa y personal con Dios por medio del “Culto al Panteón Edista de los Dioses”, que es el culto a Edas Dei, conjuntamente con el culto a los dioses de todas y cada una de las religiones en el mundo. Todos en uno y uno en todos. Creo en la existencia de un dios común para todas las religiones que las hace converger y pertenecer implícita y espiritualmente a la Congregación Religiosa Universal: C.R.U. Una en todas y todas en una. Creo que mi fe , creencia y culto al Dios de todos los dioses:“Edas Dei”, hace que cada día reciba el poder espiritual de la Iluminación Divina para el éxito en mi vida, el perdón de mis pecados y mi salvación eterna. Amén.

EVOCACION A EDAS DEI (Σ)

Rendimos “Culto al Panteón Edista de los Dioses”, alabando a Edas Dei y a los dioses de cada religión.

Culto a Edas Dei. La alabanza a Edas Dei está implícita en cada alabanza que hacemos al dios de cada religión.

Alabamos al Gran Jardinero del Jardín Edista: Edas Dei, entendiendo que toda oración a un dios es una oración a Edas Dei, y una oración a Edas Dei es una oración a todos los dioses, porque él es el Dios que está presente en todos los jardines aunque no lo veamos.

Rendimos culto a Edas Dei cuando rendimos culto a cualquier divinidad; por lo tanto son validas para su culto las alabanzas a Dios con todos y cada uno de los libros sagrados y religiosos de todas y cada una de las religiones en el mundo.

Con la afirmación de fe, veneración y entrega personal, rendimos culto a Edas Dei, cuando celebramos el culto a cualquier divinidad, por lo tanto son validas para su culto todas las alabanzas que hagamos al dios de todas y cada una de las religiones en el mundo.

La invocación a Edas Dei la hacemos invocando a los dioses de todas las religiones que son su representación, para la satisfacción de nuestras necesidades y deseos espirituales y materiales.

EVOCACION AL HINDUISMO

DIOS BRAHMAN

En el Jardín del Hinduismo, veneramos y rendimos culto a "Brahman", que es "numen" y que significa la realidad inmutable y suprema que existe más allá del mundo cambiante de las apariencias.

TRIMURTI; TRINIDAD HINDU: BRAHMAN, VISHNU Y SIVA

En el Jardín del Hinduismo, que es la religión de la India; cuna de todas la religiones, veneramos a las divinidades de la Trinidad Hindu que son numina, formada por Brahma, que encarna la creación; Vishnú es la conservación, la protección del hombre; Siva, que es emblema, símbolo y representación de la naturaleza, de destrucción y regeneración, eterna, simultanea y fatal, y a las principales reencarnaciones o avatares de Visnú; Rama y Krisna que son numina, siendo todas estas divinidades una sola: Edas Dei.

Entendemos que el Hinduismo se caracteriza por la gran cantidad de dioses que veneran, pero todas esas divinidades no son más que rostros de una sola realidad fundamental llamada Brahman (alma universal), ser absoluto sin límites, eterno, de donde nacen todas las cosas. Los diferentes dioses del Hinduismo no son más que imágenes de esta realidad invisible.

Oración Hinduista

Evocamos el poder creador divino de Brahman que se llama maya, que es transformación continua, por ello la naturaleza cambia constantemente, que como seres humanos estamos regidos por el Principio del Dharma, que son los preceptos que debemos cumplir para que nos vaya bien en la vida, que la vida es como un flujo ininterrumpido llamado sansara que concibe la existencia individual como una etapa en una serie inmemorables reencarnaciones sometida a la Ley del Karma; que es la ley de causa a efecto, por el cual nuestros actos nos siguen y no podemos eludir nuestra responsabilidad ante ellos, que lo importante en la vida es saber lo que hay que hacer para liberar el atman: que es el Yo aprisionado, para que pueda escapar del sansara y alcanzar el bienestar espiritual llamado Nirvana, que es el estado de perfección y eterna felicidad en el más allá cuando cese el Karma.

Elevamos nuestra plegaria a todas las divinidades del Hinduismo, que son manifestaciones de una misma realidad divina: Edas Dei, para que cada día se nos haga distinto con nuevas posibilidades por el bhaktio efusión del sentimiento del amor.

EVOCACION AL BUDISMO

BUDA

En el Jardín del Budismo, rendimos culto a su jardinero que es Buda, que como "iluminado" es la representación de Edas Dei.

La iluminación o "satori" es el fin último del Budismo y rendimos culto al personaje implícito en la naturaleza búdica. Veneramos a Buda el “iluminado”, como el prototipo de la imagen natural y concreta de la Iluminación Divina y síntesis del ser humano ideal.

Las cuatro nobles verdades del budismo sobre las cuales meditamos son: 1. Toda existencia es sufrimiento; 2. El sufrimiento surge del deseo o anhelo; 3. La cesación de los deseos significa el fin del sufrimiento; 4. La cesación de los deseos se logra siguiendo la verdad de los ocho senderos:a) Justa comprensión, b) Justas aspiraciones, c) La palabra justa, d) La justa conducta, e) La justa manera de vivir, f) Los verdaderos esfuerzos, g) La verdadera disciplina de sí mismo, h) La adquisición de la verdadera felicidad.

Oración Budista

Veneramos la figura de Buda que predico la nueva verdad del “amarse los unos a los otros”, que es el dharma de la compasión con el prójimo y que nos enseña cómo se halla la senda de la iluminación sí adoptamos la Vía Intermedia, que es el derrotero a seguir para evitar los extremos de los estilos de vida para alcanzar la última meta; el Nirvana, que es la salvación, el estado de paz e iluminación perfectas, libre de los deseos y el sufrimiento escapando del círculo indefinido y apabullante de las reencarnaciones. Que la naturaleza búdica llamada Ku, es la que posibilita el cambio y establece que en el universo y en la naturaleza humana nada es fijo y todo cambia.

Recordemos lo que nos enseña el Budismo, que por sí mismo se llega al conocimiento y no por revelación, que debemos practicar la caridad y el amor universal y que por la liberación espiritual se llega a la supresión del sufrimiento, que lograr el estado de perfección es alcanzar el estado de buda, que nuestro ideal es llegar a ser bodhisatvas; seres que perseguimos por sí mismos la iluminación divina.

EVOCACION AL TAOISMO

EL TAO

En el Jardín del Taoísmo, rendimos culto a su jardinero que es el Tao, que es la representación de Edas Dei.

Oración Taoísta.

Evocamos el Taoísmo, que es el camino a seguir; que es la inacción, la quietud y la pasividad y su objetivo es buscar el Tao, dejar atrás el mundo y entrar en unión con la naturaleza. Hay el Tao sin nombre que es imperceptible, incomprensible e inefable, y hay el Tao que adquiere nombre al producir los seres. “Con nombre, es Madre de todos los seres”.

Creemos que El Tao es la última fuente de todas las cosas, que reciben por su medio la vida y la forma. Creemos en que todo lo existente se debe a la acción reciproca de dos principios; el Yin y Yang, los cuales luchan entre sí constantemente y en el fondo coinciden porque su armonía es el Tao, que es una manifestación de la armonía y orden cósmico a nivel material; a nivel humano el concepto del Tao nos indica que hay una manera natural y correcta de hacerlo todo, lo que le da a cada cosa su lugar y a toda persona su función. Creemos que el misterio y armonía de la vida reside en el conocimiento del Tao para obtener la paz y la iluminación. Creemos en la concordia entre el cielo y la tierra cuando el Tao sigue su curso natural, cuando en el curso de la naturaleza perturbamos el ritmo del Tao, se siembra la confusión en el orden del universo de donde emanan todos los males que afligen a la humanidad, que sólo podrán ser superados si nos sometemos a la voluntad del Tao y nos convertimos en instrumentos de su ley eterna.

EVOCACION AL BUDISMO ZEN

DIOSES NIPONES. SINTOISMO Y BUDISMO ZEN

En el Jardín del Sintoísmo Budismo Zen, rendimos culto a sus jardineros nipones que son: del Sintoísmo es el Espíritu del dios Kami y del, Budismo Zen es el Ser Divino implícito en la naturaleza búdica, Sosanoo, dios del océano, del amor y del orden, Kishipoten, diosa que encarna la belleza y la armonía, la deidad Amaterasu, diosa del sol y el mundo viviente, siendo todos ellos la representación de Edas Dei.

En la religiosidad del Japón el numen del Sintoísmo es el Espíritu del dios Kami, cuya naturaleza se manifiesta en todo lo que nos rodea y del Budismo Zen es el Ser Divino implícito en la naturaleza búdica, ambos son la representación de Edas Dei.

En la religiosidad del Japón el numen del Sintoísmo es el Espíritu del dios Kami, cuya naturaleza se manifiesta en todo lo que nos rodea y del Budismo Zen es el Ser Divino implícito en la naturaleza búdica, ambos son la representación de Edas Dei.

En las deidades de su numina esta Sosanoo, dios del océano, del amor y del orden, Kishipoten, diosa que encarna la belleza y la armonía, hasta su culminación con la deidad Amaterasu, diosa del sol y del mundo viviente cuyo nombre significa “Gran Espíritu que Ilumina los Cielos”; deidades todas que son la representación de Edas Dei.

Efectuamos la ceremonia de bendición de los dioses nipones para que siempre exista la unión entre la contemplación y la acción en nuestra vida. Rendimos culto a la religión del Japón, unión del Sintoísmo, que significa “camino de los dioses” y del “Budismo Zen”, que significa “meditación” y afirmación de: “Mira dentro de ti, tú eres el Buda”.

La importancia del Budismo Zen, es que nos ofrece el “camino de la iluminación divina”, para llegar al momento estelar del ritual edista por la meditación que nos prepara para ofrecer el sacrificio de la “reencarnación positiva”, que es el momento de la presencia de Dios ante nosotros, que consiste en lograr un gran vacío interior olvidandonos de todo, para entrar en el éxtasis de morir y nacer de nuevo a la vida, que nos lleva a descubrirnos a sí mismos ya purificados, con la esperanza de haber roto miedos y haber detectado nuestra imagen escondida y real para emerger con éxito en la nueva vida.

Al recorrer el camino de la iluminación divina que nos ofrece el Budismo Zen obtenemos el dhyana, que es haber obtenido la claridad y purificación de nuestra mente; y el prajna, que es el haber examinado nuestros pensamientos y deseos para evitar el dolor y el sufrimiento y alcanzar el nirvana que es el bienestar en nuestra vida y la paz en el más allá.

Oración Budismo Zen (Nipona)

Aprendamos que nuestras creencias y prácticas religiosas no sean un obstáculo para practicar otras religiones y en la vida diaria seamos puros de corazón y aceptemos la naturaleza cambiante de todas las cosas.

Guardemos la norma de Confucio de la lealtad hacia la familia, que el padre es la cabeza patriarcal y sigamos el “Gran Camino”, que es la enseñanza del Buda; “la verdad y el camino de la salvación es para todos, el amor y la compasión de Buda son tan grandes que él no negará a nadie la salvación, que por nuestra naturaleza búdica todos podemos llegar a ser un Buda, un bodhisatva, un iluminado, que adoptamos el Zen como método de meditación para la contemplación directa del mundo y de la propia mente para resolver cualquier situación que se nos presente por adversa que sea, porque estamos en “unión con la Verdad”, como beneficio espiritual para vernos “dentro de la naturaleza de uno mismo”, vaciando nuestra mente para llenarla sin contaminación de una sustancia nueva, liberando el pensamiento para dirigirlo al perfeccionamiento humano. Cada uno consigue la iluminación por si mismo haciendo el vacío interior y en cualquier momento descubriremos los más grandes misterios, maravillas y alcanzaremos la verdad con la experiencia Zen y la iluminación búdica, que es la “compasión” o “amor al prójimo”, la armonía con el amor a la naturaleza para adquirir la sensación de paz y libertad característica del Nirvana.

EVOCACION AL JUDAISMO

JEHOVA O YAHVE, DIOS DE ISRAEL

“No profieras en vano el Nombre de Yahvé, tu Dios, porque Yahvé no juzga inocente a quien profiere su nombre en vano” (Éxodo, XIX, 19XX)

En el Jardín del Judaísmo, rendimos culto a su jardinero que es el dios Yahvé, llamado también Jehová, que es el mismo Edas Dei con diferente nombre.

Evoquemos el Judaísmo como religión monoteísta del pueblo de Israel, donde hay un solo Dios, llamado Jehová o Yahvé, que es numen y representa a Edas Dei

Oración Judía

Creemos que Yahvé reina por entero todo el universo que lo ha creado de la nada por un acto exclusivo de su voluntad, exigiéndonos fidelidad a los mandamientos que nos ha dado. Confirmamos la existencia del numen sin numina en el judaísmo, que lo dice su afirmación más querida: Sema Israel “Escucha, Israel: Yahvé, nuestro Dios, es solamente uno”. Del judaísmo aprendemos la virtud de la fidelidad a la ley. Alabemos a Yahvé e imploremos que nos proteja y nos ayude en todo momento.

EVOCACION AL CRISTIANISMO


JESUCRISTO HIJO DE EDAS DEI


“El que confesare delante de los hombres, yo también lo reconoceré delante de mi Padre Celestial: Edas Dei" (Mt, 10.32)

En el Jardín del Cristianismo, rendimos culto a sus jardineros que son: El Dios Padre Eterno: Jehova o Yahve, que es numeny su hijo Jesús, el Espíritu Santo, la Virgen María, Ángeles y Arcángeles y los santos que son numina, siendo todos ellos la representación y manifestación de Edas Dei.

Celebramos la ceremonia cristiana con la Santa Misa Edista, que rememora el sacrificio de la pasión, crucifixión y resurrección de Jesucristo, que se compone de los siguientes ritos:

- Initial Rite. Presentation of the Celebrator that makes the initial greeting on behalf of the Universal Religious Congregation: C.R.U., saying that the purpose of this ceremony is to celebrate the cult to the all gods in the contemplation of the person of Jesus Christ, son of Edas Dei.

Ritos Iniciales. Son ritos introductorios a la celebración y que nos preparan para escuchar la palabra y celebrar la eucaristía, que son:

Saludo Inicial. Presentación del Celebrante, que hace el saludo inicial en nombre de la Congregación Religiosa Universal C.R.U., diciendo que el fin de esta ceremonia es celebrar el culto a todos los dioses en la contemplación de la persona de Jesucristo hijo de Edas.

El Celebrante da comienzo a la ceremonia e invita a los fieles a persignarse así:

“Por la señal de la Santa Cruz, en nombre del Dios Padre: Edas Dei, de su hijo Jesús y de la Actividad Sigma: Espíritu Santo. Amén”.

Acto Penitencial. El Celebrante indica que en la ceremonia se pedirá humildemente a todos los dioses por el perdón de nuestros pecados y pidiendo que prodiguen para todos los asistentes la Iluminación Divina.

El Celebrante reza colectivamente la Oración del Padre Nuestro pidiendo la gracia divina para toda la comunidad.

Liturgia de la Palabra.

Meditando, escuchamos la Palabra de Dios así:

Primera Lectura. Hacemos lecturas del Antiguo Testamento, Dios nos habla a través de la historia del pueblo de Israel y de sus profetas. Salmo. Meditamos rezando o cantando un salmo.

Segundo Lectura. En el Nuevo Testamento, Dios nos habla a través de los apóstoles.

Evangelio. Con el canto del Aleluya nos dispone a escuchar la proclamación del misterio de Cristo, que lo aclamamos diciendo: "Gloria a ti, Señor Jesús, hijo de Edas Dei".

Homilia. El celebrante nos explica la Palabra de Dios leyendo los apartes de la Biblia.

Credo. Después de escuchar la Palabra de Dios, confesamos nuestra fe en Jesús, hijo de Edas Dei", rezando el Credo Católico.

Oración de los Fieles. El Celebrante ora al Panteón Edista de los Dioses pidiendo por la satisfacción de todas las necesidades de los fieles.

Liturgia de la Eucaristía. Comprende el rito de la Gran Plegaria Eucarística que es el núcleo de toda la celebración, junto con el Rito de la Comunión así:

Epiclesis. El celebrante anuncia la transustanciación, que es la transformación del pan y el vino en el cuerpo y sangre Jesús, hijo de Edas Dei, que es el misterio central de la fe católica, para lo cual el pan y el vino se representan simbólicamente por el “Agua contenida en el Calíz”.

Consagración. El Celebrante pronuncia las palabras de Jesús, hijo de Edas Dei, haciendo "memoria" de la última cena. Luego ante la llama de un cirio, invoca a la Actividad Sigma- Espíritu Santo para consagrar el “Agua contenida en el Cáliz”, para lo cual lo eleva y por acción de la Iluminación Divina el agua que representa al pan y el vino se transforma en el cuerpo y la sangre de Jesús, hijo de Edas Dei.

Intercesión. El Oficiante ofrece el sacrificio de Jesús hijo de Edas Dei, en comunión con toda la Iglesia, pidiendo por el Papa, por los obispos, por todos los difuntos y por todos nosotros.

Doxología. El celebrante ofrece al Dios Padre Eterno: Edas Dei, el cuerpo y la sangre de su hijo Jesús, por Cristo, con él y en él, en la unidad de la Actividad Sigma: Espíritu Santo. Todos responden: "Amén.

Comunión. Por el Sacramento de la Comunión los fieles reciben la Iluminación Divina como un acto de humildad y de fe. El Oficiante invocando la Actividad Sigma: Espíritu Santo, hace un llamado a los asistentes para celebrar el sacramento de la comunión, que consiste en que cada fiel se acerca al Tabernáculo y moja su dedo índice con el “Agua consagrada en el Cáliz”, que como acto sagrado limpia su alma de los pecados y lleno de alegría y purificado recibe a Jesús, hijo de Edas Dei.

Oración. El Oficiante da gracias a Jesús, hijo de Edas Dei por habernos recibido, y le pide que ayude a la comunidad a vivir bien y en paz.

Ritos de Bendición y Despedida. El Celebrante concluye la ceremonia impartiendo la bendición para todos los asistentes y da la despedida del poder ir en paz, viviendo lo que celebramos, llevando al Dios Padre Eterno: Edas Dei, a Jesús su hijo y a la Actividad Sigma: Espíritu Santo: en nuestros corazones.

Oración Cristiana.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. Danos hoy el pan que necesitamos. Perdónanos el mal que hemos hecho, así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación, sino líbranos del maligno. (Mt 6.9-13).

EVOCACION AL ISLAM

ALA DIOS

En el Jardín del Islam, rendimos culto a su jardinero que es el dios Alá.

Invocamos al Islam proclamando la fe en un solo dios; Alá, que es numen; es Edas Dei. No hay numina en el Islam. ¡En nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso! Loemos a Dios, Señor del universo. El Clemente, el Misericordioso, Soberano el día del Juicio. A ti adoramos y a ti imploramos ayuda. Condúcenos por el recto camino. El camino de los que has colmado con tus favores, y no el de los que te han encolerizado, ni de los extraviados!

¿Cómo invocamos el Islam?

Invocamos al Islam como una religión universal monoteísta fundamentada en el libro el Corán, y el profeta Mahoma, que proclama la fe en un solo dios; Alá, que en árabe significa “Dios”.

Oración Islámica. Comprendamos que la palabra árabe “islam” significa “sumisión” a Dios, que nos enseña la actitud que se nos pide como creyentes sinceros en Alá, una actitud ilustrada por el ejemplo de Abraham, quien en la Meca, donde fundó la Ka´ba, piedra no labrada símbolo del Dios creador, formulo esta afirmación: ¡Señor, haz de nosotros creyentes sumisos, (musulmanes), y de nuestros descendientes una comunidad sometida a ti! (Corán II, 122). Creemos en Alá Dios y Mahoma su profeta, que a nivel cósmico Ala es el creador de todo cuanto existe y no existe nada fuera de él, como una creación renovada a cada instante y todos somos dependientes de la sola orden de Dios. Ala lo ve todo y no hay salvación fuera de él, su misterio es impenetrable. La lucha en el camino de Dios es la Yihad, que es el esfuerzo que hacemos para defender a Dios, para morir por él y acceder así a la felicidad eterna. Invoquemos el Islam, guardemos sus preceptos; la profesión de fe, la oración, la limosna y la prohibición de tomar bebidas alcohólicas.

¡Oh Dios Alá, clemente y misericordioso, volvemos nuestra vista hacia la Meca y para purificarnos nos postramos con la frente al suelo, como adoración, reservado solo para Dios, hacemos profesión de fe.

“Confieso que no hay más dios que Alá y que Mahoma es el enviado de Dios y es su profeta”.

EVOCACION A LOS ESPIRITUS DE LOS ANTEPASADOS

El Jardín de los Antepasados lo forman las conciencias existentes de los que han dejado este mundo y están en el más allá, en la otra vida, que son los “espíritus” de los antepasados que cada uno escoge por su dignidad y preferencia para obtener su protección.

¿Si somos cuerpo y espíritu y de los muertos existen sus espíritus, por qué no los podemos invocar para obtener su protección?

Extendemos la actitud espiritual del Culto Edista al mundo del más allá, invocando a los que se han ido de este mundo, porque ellos son los únicos que conocen por experiencia vivida el destino último del ser humano.

Que cada uno invoque los espíritus de los antepasados que considere dignos de ser sus espíritus protectores.

Realicemos el Acto de Invocación a los que nos han dejado o nos dejan, con la siguiente plegaria:

ORACION ANTE LA MUERTE

Ante la parábola biológica del nacimiento, escalonamiento del firmamento azul hasta el cenit, declinación por enfermedad, vejez y la angustia de la desaparición, aceptamos el misterio doloroso de la vida y su curva biológica y la muerte, despidiéndonos de todos y abandonando todos los bienes materiales como la despedida total y completa entrega al mundo sobrenatural donde no hay comienzo ni final. Dejamos el mundo de las leyes físicas con la conciencia purificada y santificada por el arrepentimiento de nuestras faltas. Desde nuestras tumbas advertimos a todos los humanos, que una vez traspasado el Portal de la Muerte, la gran esperanza de salvación se halla en el punto de convergencia y encuentro con Edas Dei, para alcanzar la paz absoluta como meta final de nuestro destino.

¡Que la iluminación divina llegue a todo el mundo y personalmente santifique vuestra vida y os dé la paz espiritual y os acompañe en todo momento y siendo “edistas” disfrutéis de la magia del Culto al Panteón Edista de los Dioses (C.P.E.D.)!