Dios te gratificará en esta vida y en la del más allá enseñando y distribuyendo sin animo de lucro en tu comunidad el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario. Congregacion Religiosa Universal ( C.R.U. )
Redes Sociales Icono Twitter Icono Facebook

¿ES JESUS DIOS?


Los fundamentos para determinar si realmente Jesús “si” o “no” es Dios, se basan exclusivamente en los siguientes apartes tomados textualmente del libro Iluminación Divina en la Era de Acuario.

Contraportada del libro:

El LIBRO DE LA NUEVA ERA

Existen excelentes libros en las bibliotecas y librerías sobre teología, religión y filosofía y hay muchísimos editores que ofrecen innumerables textos y hasta compendios atractivos y a colores para hacer comprensible la inagotable literatura relacionada con la temática divina.
Para muchos educadores existe el convencimiento que estos libros no satisfacen perfectamente sus necesidades, y muchos de ellos también nos dicen que están buscando algo diferente.
Se ha preguntado así mismo si el texto utilizado en la educación religiosa cubre el concepto fundamental de lo que realmente es y se sabe de Dios, si por la razón, no por la fe, proporciona una base lógica y sólida para la comprensión de este tema, si enseña verdadera y realmente lo que es Dios en su aspecto filosófico, teológico y religioso a la luz del avance de las ciencias positivas y humanas.
Pensemos que debe existir un libro autentico diferente, que encierre la verdad sobre lo que realmente se sabe de Dios y que satisface las necesidades de lo divino en nuestra existencia.
Seguramente después de leer el libro “Iluminación Divina en la Era de Acuario”, comprobará que este libro si existe y que es de carácter sagrado porque contiene el “Mensaje Divino”, para que cada uno construya su conocimiento personal sobre lo divino y sea su propio maestro en la búsqueda de Dios y lo encuentre y conozca.
El libro “Iluminación Divina en la Era de Acuario” es de libre consulta y descarga del portal: www.edismo.com

Page: 5

PRESENTACION

Con el conocimiento de la teología que se encuentra en las páginas del libro Iluminación Divina en la Era de Acuario, todo el mundo puede llegar a tener un conocimiento real y verdadero de Dios, que es la mayor ayuda que históricamente se le puede prestar a un pueblo, para que encuentre su propia identidad y así pueda realizar su propio destino.

2. ASPECTOS PRELIMINARES

Page 12

A todos y cada uno…….. como un deseo intimo y sincero de comenzar una nueva vida espiritual y de libre pensamiento, para darle un significado noble y grande a la existencia. La libre participación, colaboración y solidaridad será de mutua utilidad para llevar adelante la magna y digna tarea de lograr un irreversible proceso de liberación espiritual, para despertar al ser humano de ese profundo sueño milenario en que ha estado sumido y pueda transformar su vida, encontrando una fe más autentica, que le permita realizar su promoción humana y encontrar la verdadera fórmula salvífica.

Página 13:

Entonces,………la lucha emprendida con el sacrificio de vuestras vidas despertará las fuerzas que desean levantarse, para sacudir el yugo que las ha mantenido aprisionadas en el letargo del sueño milenario durante la era de Piscis. Ahora os espera inexorablemente la gratificación infinita en el seno del Altísimo en el más allá.

4.1 TEOLOGÍA GENERAL

Página 22:

4.1.3 Perfectum dicitur, cui nihil de est secudum modum suae perfectionis. Es absolutamente perfecto lo que reúne en sí todas las excelencias concebibles y excluye todos los defectos.

Omni perfectione infinitos. Dios es infinito en cada perfección. Infinito es lo que no tiene fin ni límite.

Página 24:

Es imposible e inadmisible que Dios se despoje de su ser infinito para convertirse en ser finito que ya no es Dios, para encarnar en cada planeta del Universo donde existan seres inteligentes para redimirlos de sus pecados y hacerles entrega de la fórmula salvífica, o que se haga necesaria su intervención divina con milagros para corregir su obra y el orden preestablecido en cualquier sentido, porque ello repugna a su naturaleza y atributo divino de la perfección infinita potencial o actual.

La palabra “necesidad” no existe en Dios. Así,………… y Dei Verbum; la Palabra de Dios, es la del libro de la naturaleza y sus leyes que la ciencia estudia y ya está escrita desde el principio de la creación en la sapientia disponems. En este sentido nos identificamos con Confucio cuando dijo: El cielo nunca habla. La revelación que se ha tomado como la Palabra de Dios, es producto de un proceso histórico que se manifiesta y demuestra no por causas sobrenaturales, sino por la expresión de tradiciones orales y escritas del pueblo de Israel.

6.4 El BUDISMO

Página 64:

Buda como Jesús no dejó nada escrito, sus enseñanzas a él atribuidas se trasmitieron oralmente y solo empezaron a escribirse siglos después de su muerte. Por eso, a lo más como los evangelios del Nuevo Testamento, representan lo que sus seguidores de generaciones posteriores creían que él había dicho y hecho. Esto significa que no hay ninguna fuente contemporánea de Buda, que vivió en el norte de la India en el siglo VI antes de nuestra era, que nos diga algo acerca de él. Por supuesto eso nos plantea un problema. ¿Cómo se obtuvieron los “textos canónicos” del budismo?

Página 65:

Debido a la "gran cantidad de leyendas y milagros", es imposible sacar de entre ellos la vida histórica de Buda, como sucede más tarde con Jesús.

Página 67:

Mediante este proceso había alcanzado la última meta; el nirvana, el estado de paz e iluminación perfectas, libre de los deseos y el sufrimiento. Buda es el hombre que halló la senda a la iluminación para sí y la enseño a sus seguidores, es el último de una serie de budas que han venido al mundo a predicar, revivificar y enseñar la nueva verdad, el Dharma; el amarse los unos a los otros, concepto que siglos después el cristianismo lo tomaría como propio.

Página 69:

El budismo ofrece un campo muy fértil para el diseño de religiones porque ofrece una doctrina de salvación y una moral sin comprometerse con ningún dios personal. Entonces, el diseñador coloca la imagen natural y construye su religión con los elementos brindados por el budismo. Esto sucedería siglos más tarde con Jesús, cuando tomó como imagen analógica la de su supuesto padre eterno: Yahvé, quien a su vez tomó las virtudes y poderes de Marduk, rey de los dioses y de los hombres de Babilonia, para convertirse en Señor del universo y creador del hombre.

6.7 El JUDAÍSMO

Página 82:

Son los libros del Antiguo Testamento y las enseñanzas de los profetas la expresión más fiel de la historia antigua del Judaísmo, y su conocimiento y estudio permitió a la comunidad esenia de Qumrán construir el Camino de la Perfecta Justicia, de la importante Alianza, que suponía un juramento formal de obediencia total y eterna a la Ley de Moisés, y de esta comunidad nació la Iglesia Primitiva Cristiana basada en Jerusalén; en los nazarenos que seguían a Santiago, el hermano del Señor, y que fue víctima de las transgresiones de las que se acusa a Pablo en Hechos de los Apóstoles.

Fue en esa disputa doctrinal con Pablo, quien nunca conoció a Jesús, que Santiago pereció y con él la Iglesia Primitiva Cristiana como una expresión del judaísmo, lo cual permitió a Pablo fundar una nueva religión, precisa- mente haciendo de Jesús un dios hecho y derecho, cuya biografía prefabricada iguala, milagro por milagro, la de las divinidades rivales con las que compite por obtener devotos. Hecho que para los valores morales de Santiago, en verdad como valores de cualquier judío devoto, es eso, por supuesto, blasfemia y apostasía.

Si el conflicto con Pablo, la línea de su evolución se hubiera ajustado a las enseñanzas de Santiago, hermano de Jesús, no habría existido el cristianismo, sino una especia particular de judaísmo que podría o no haber llegado a ser dominante, y de ese indudable horror póstumo cometido contra Santiago y sus compañeros, nació una religión completamente nueva que se apropió del Antiguo Testamento, una religión que cada vez tuvo menos que ver con su supuesto fundador.

Los cristianos hicieron que el guerrero y sanguinario Yahvé compartiera su poder divino con el Maestro Esenio que Pablo convirtió en otro dios, comprometiendo al temible dios de los judíos en una trinidad que representa una franca regresión al politeísmo, situación ésta que favorece a Ala, porque supera así a sus contendores al ser un dios único y no una trinidad de dioses, y es ese monoteísmo una de las razones que da mayor fundamento y solidez a la Religión Islámica.

El renaciente fundamentalismo promete una mayor comprensión de las raíces comunes de estas religiones bíblicas, y como proceso desmitificador hará que el cristianismo regrese a su origen como una corriente del judaísmo, lo que fue en su comienzo, cumpliéndose así la voluntad de Simón El Justo.

Los rollos del Mar Muerto ofrecen una nueva perspectiva para las tres grandes religiones nacidas en el Oriente Medio; Judaísmo, Cristianismo e Islam, qué en cuanto más se examinan más se comprende no en cuanto se diferencian, sino en cuanto se superponen y en cuanto tienen en común, hasta que punto las disputas entre ellas, cuando no precipitadas por simples malentendidos, han sido consecuencia menos de valores espirituales, que de la política, la codicia, que acosadas ante las exigencias evolutivas de la cultura espiritual de la Nueva Era, tendrán que refrenar su perjuicio, su intolerancia y su fanatismo.

6.8 El CRISTIANISMO

Página 87:

En la confesión religiosa del cristianismo, existen varias hipótesis sobre la figura de Jesús su fundador. Una de ellas es la que considera que hay un Jesús de la fe o dogmático en ausencia del Jesús histórico.

La existencia de un Jesús histórico es muy discutida porque entra en contradicción con la modernidad actual de nuestra vida social, política, intelectual y religiosa, y su ausencia se traduce en la figura de un Jesús mítico.

Se trata de resolver esta contradicción entre las dos figuras de Jesús, dado en consideración que no se puede deducir de los evangelios la vida de un Jesús histórico, sino que lo que se presenta es la vida del Jesús dogmático, de la creencia, del sentimiento religioso, adornado a través de los tiempos, construido sobre una personalidad única, augusta y sobre- humana, colocado entre lo más grande de la historia sin que jamás se haya probado su existencia histórica.

La figura del Jesús dogmático la construyeron los apóstoles que escribieron los evangelios en el siglo II de nuestra era, recurriendo a las figuras del Antiguo Testamento, como la de Moisés (Josué) y de Elías (Elíseo), para homologar y crear la figura de Jesús dogmático de la fe.

Desde la época del neolítico las religiones mistéricas como las de Egipto y Grecia prepararon el camino al cristianismo, y en su formulación más radical, el cristianismo es la más exitosa religión mistérica oriental, siendo el sistema sacramental católico una derivación de las prácticas paganas de los cultos mistéricos.

El cristianismo es así una amalgama de elementos mitraicos (como el banquete ritual, que antecede a la eucaristía), metróacos (el taurobolio como predecesor del bautismo) o isíacos (la pasión y muerte de Osiris que se identifica como origen de la pasión y muerte de Cristo). La similitud de vocabulario se utiliza como una prueba irrefutable de la dependencia del cristianismo de los cultos mistéricos, y esta terminología forma parte de todo el ambiente religioso contemporáneo.

El cristianismo utilizo su herencia pagana, ya que a partir de los siglos IV y V, vemos representaciones de la Virgen con el niño en brazos, a semejanza de Isis con el infante Harpocrátes en su regazo. Puesto que el culto mariano no se basa en los Evangelios, tuvo que nutrirse del simbolismo iconográfico de otras divinidades femeninas coetáneas que gozaban de gran veneración, fundamentalmente del culto a Isis.

En la evolución del pensamiento religioso, el cristianismo se construye sobre las enseñanzas de Jesús, como la del "amor al prójimo" y "no quieras para otro, lo que no quieras para ti", retomado de lo que siglos atrás enseño Confucio y que son un legado de la sabiduría china. También, la doctrina y moral de Buda ofrece curiosa semejanza con lo que siglos después expone Jesús. El Cristianismo nació como una secta del Judaísmo, más tarde Pablo de Tarso, llamado el apóstol de los gentiles, trastrocó sus fundamentos primitivos al convertir a Jesús, a quien nunca conoció, en "hijo del dios Yahvé de los judíos”.

Brahman es el ser o realidad suprema que salva y trasciende a la trinidad hindú para hacerla supuestamente inteligible y racional. El cristianismo tomo en forma muy ligera los elementos de la trinidad hindú en su afán de darle a Jesús carácter divino, pero olvido incluir un Brahman en su trinidad cristiana, que hace imposible de entender el absurdo de hacer creer que tres es igual a uno, que no se salva ni aun aplicando el teorema matemático de Kart Gödel, de lo que es así y no es así.

El Cristianismo se origina en la época de diversas ideas de Mesías que marcan las culturas antiguas del siglo I de nuestra era en que pululan los héroes Mesiánicos, los cuales tienen como característica común ser gnósticos; poseedores de un corpus de creencias originario de Asia que se fusiona con el helenismo y el judaísmo, y que corresponde en nuestros días a lo que se designa con el nombre de misticismo.

La esencia de la gnosis es la búsqueda del conocimiento trascendental a través de la iluminación para elevarse sobre las pasiones y deseos terrenales, buscando la meta de la realización en una determinada creencia y en la contemplación de Dios.

La temática gnóstica de esa época se mueve en la ascensión del hombre hacia Dios y en el descenso de Dios al Mesías. Su esoterismo se expresa por medio de parábolas que representan los ecos de la religión griega. La creación del mito nace de la espera y la creencia en una divinidad activa, que desemboca inexorablemente en la creación de un personaje extraordinario por regla general de ascendencia semidivina, en este caso el Mesías. Para crear la catarsis y forzar al dios a intervenir, hace falta un sacrificio extra- ordinario que produce el héroe. Así nacen todos los mitos, el héroe obligado es un hombre hijo de un dios y una mortal.

El héroe es incomprendido por definición y todas sus buenas acciones le valdrán tan solo la ingratitud de los hombres, traduciéndose ahí en el tema fundamental de la gnosis, nadie entiende lo que dice; se acaba así por matarlo o muere en combate celestial y entonces adquiere la inmortalidad, sirviendo de faro celestial para la humanidad y complementando así el ciclo gnóstico.

Así se explica el hecho histórico de Jesús, pues la gnosis impregnó toda Palestina, y los esenios que fueron sus maestros siguieron el mismo esquema, de tal manera que no pudo evitar la corriente gnóstica, pues todo su compor- tamiento coincide con el de los gnósticos.

El cristianismo se construye sobre las enseñanzas y la imagen adornada de Jesús, la cual ha sido objeto de continuas manipulaciones a lo largo de los siglos, en base a los evangelios canónicos que describen su figura, presentando contradicciones flagrantes al estar formados por un mosaico de fragmentos ajenos, repetidos a menudo tal como figuraban en las creencias originales, ya que Jesús como Sócrates y Buda no dejaron nada escrito.

Si Jesús realmente murió en la cruz junto con los dos ladrones y fue enterrado con ellos en un mismo lugar o en una misma fosa, entonces no fue encontrado en la sepultura esperada por María Magdalena su esposa, con quien tuvo una hija según el evangelio de Judas, y con las demás personas que la acompañaron, lo que las llevo a dar la buena nueva de su resurrección que más tarde se convirtió en leyenda.

El nuevo testamento es el libro sagrado del cristianismo que contiene los evangelios escritos en lengua griega muchos años después de la existencia de Jesús, que contempla lo que la tradición en griego antiguo transmitió de lo que supues¬tamente él obro en su vida y de lo que se decía que él dijo, ya que él no dejo nada escrito, y lo que realmente él hizo, enseño y dijo en su idioma arameo nadie lo sabe.

Ante esta situación la solución salomónica fue la invención y creación del Espíritu Santo el día de Pentecostés, para hacer creer, que desde entonces, con sus dones divinos ha alumbrado a sus seguidores, para darles la libertad de dar rienda suelta a su imaginación haciendo toda clase de afirmaciones, asignándoles a voluntad carácter sagrado, sobre lo que supuestamente dijo Jesús, pues todo lo que se sabe de él fue de “oídas” primero en arameo y luego en griego y escrito muchos años después de su muerte.

Se considera como la estafa más grande de toda la historia de la humanidad lo ocurrido en el Concilio de Nicea del año 323, convocado, financiado y supervisado por el Emperador Constantino, para reforzar su poder político con el apoyo de los cristianos para unificar su imperio. Allí se enfrento el sacerdote Arrió, quien defendía la tesis que Jesús como hombre no puede ser Dios por naturaleza, negando la divinidad de Jesús, contra la tesis opuesta de Alejandro de Alejandría, quien como defensor y amigo del emperador, apoyaba su poder político, militar y económico, por lo cual se impuso su tesis sobre la del sacerdote Arrió; exponente y defensor del cristianismo primigenio, autentico original. En este concilio se impuso la fantasía sobre la realidad, la doctrina paulista de Jesús hijo de Dios sobre el cristianismo primitivo, para quien Jesús no era más que una criatura, aunque muy excelsa y eminente, nacía así, de esta apostasía, la Iglesia Católica.

Por lo tanto para esta coyuntura se precisa dar una imagen real de Jesús, basada en análisis históricos, deducciones y reconstrucciones para entender el fenómeno religioso que impulso. De acuerdo a los Manuscritos del Mar Muerto descubiertos en 1949, la estructura y enseñanzas de Jesús le precedieron, pues las tomó de los maestros de la comunidad esenia de Qumrán, lo cual significa que esta secta que nació cincuenta años antes de nuestra era y que desapareció con el sitio de Massada antes del siglo I, se encargo de la transmisión de las creencias del Judaísmo al Cristianismo.

Los cristianos primitivos leían además de los cuatro evangelios canónicos del Nuevo Testamento, treinta y un evangelios, los cuales fueron retirados de la circulación por un decreto gelesiano en el siglo V, por decisión de las autoridades religiosas que seguían la opinión de San Jerónimo. En el evangelio de Tomás encontrado en el Alto Egipto, en Nag Hamodi, en 1945, indica que hubo en el entorno inmediato de Jesús entre sus sucesores, un gnóstico ejemplar que puso en duda el dogma de la encarnación.

Los evangelios canónicos se han esforzado en darle a Jesús el origen predestinado y naturalmente davídico del Mesías. Ante la incapacidad de ponerse de acuerdo sobre cuál de los hijos de David fue la fuente de su ascendencia real, mencionan a José de manera casi forzada como la imagen necesaria, pero carente de vida que es utilizada con el único objeto de proporcionar a Jesús una ascendencia davídica.

Todo parece indicar que José era un sacerdote y María, madre de Jesús, también pertenecía a una familia de sacerdotes, que de acuerdo a la costumbre judía, muy estricta a este respecto, solo podía casarse con un sacerdote. De acuerdo al protoevangelio de Santiago, María era huérfana y determino la existencia histórica de Jesús.

Los evangelios, canónicos o no, carecen de interés al precisar este hecho, y se refugian en el puro mito arguyendo que la personalidad de Jesús es inmaterial, o sea divina.

La existencia de Jesús como la persona que nació sin un padre biológico, que hizo resucitar a los muertos, que murió y resucito y que se elevo a los cielos con su cuerpo material, resulta ser todo ello un imposible científico.

Si estuvo muerto y resucito por qué no conto como es la otra vida, si ascendió al cielo no pudo hacerlo con su cuerpo físico porque en el mundo espiritual no puede haber nada material, por lo tanto su cadáver debe reposar en algún lugar de la tierra.

El caso de Jesús que hemos tratado históricamente de convertirlo en Dios, significa que Dios perdería su atributo de ser divino y pasaría a ser un ente finito. Dios es un ser infinito que no puede nunca pasar a ser un ente finito, porque dejaría de ser Dios. Por esta razón es imposible considerar que Jesús sea Dios.

Para conciliar con esta realidad, el Cristianismo debería seguir el ejemplo del Budismo, donde el término "Buda" no significa Dios, ni el ser humano en el sentido ordinario, sino el ser humano perfecto; es decir, alguien que ha alcanzado, que ha realizado completamente el estado de perfección espiritual llamado Iluminación. Entonces Buda no es Dios, sino el “iluminado” El cristianismo sería mejor y hubiera evitado la inquisición, considerando a Jesús como “iluminado”, en lugar de la falsedad de haber convertido a un hombre en Dios.

José padre de Jesús abandono a Jerusalén y viajo con su hijo al Egipto de los faraones considerada como la tierra de los secretos, donde según se lee en el Talmud hablando de Jesús, que se había hecho iniciar en Egipto, en los misterios, lo que basta para explicar a sus ojos el poder que le atribuyeron los Evangelios respecto a curar a los enfermos y resucitar a los muertos.

Página 94:

Jesús fue víctima de un malentendido judío y un malentendido histórico, pues todo el mundo, sus contemporáneos y sucesores quisieron convertirlo en un Mesías, aunque ni una sola vez lo haya dicho que lo fuera, pero fue consciente del papel que se dejo imponer y lo soportó para imponer a su vez el tema gnóstico de la ascensión del hombre hacia Dios.

La posterioridad se encargaría exactamente de lo contrario, el descenso de Dios al Mesías, para otorgarle el título de Hijo de Dios, cerrando el ciclo gnóstico y dando así origen a una religión erigida sobre los cimientos de un personaje enigmático, cuyas enseñanzas y verdadera identidad se entretejen entre los hilos de la exégesis, el análisis histórico, la filología, la tradición y las tesis según las cuales Jesús no fue más que un mito, pues la persistencia espiritual de los antepasados que han vivido hace mucho tiempo y que no se los percibió en su verdadera realidad terrena, que están envueltos por una capa tan espesa de creencias mitológicas, acaban perdiendo su personalidad natural para convertirse en divinidades, ocurriendo incluso que han sido producto de una invención.

Pero, es en el cotejo de las epístolas de Pablo con los materiales encontrados en Qumrán y los Hechos de los Apóstoles, lo que confirma que Pablo con su aparente riqueza, su ciudadanía romana y su natural familiaridad con el sistema reinante, se impuso ante Santiago hermano de Jesús, bajo su principio de la supremacía de la fe relegó a Dios estableciendo por primera vez el culto a Jesús, haciendo de él una especie equivalente de Adonis de Tammus, de Attis o cualquier otro de los dioses que morían y revivían y poblaban el Oriente Medio de esa época.

Para poder competir con esos rivales divinos, Jesús tenía que igualarlos en cada punto y milagro, y es en esta etapa donde se asocian a su biografía los elementos milagrosos incluyendo su supuesto nacimiento de una virgen y su resurrección entre los muertos, que son ante todo invenciones paulinas para convertir al hombre en dios como soporte de la propaganda religiosa en sus proselitistas viajes.

La investigación científica realizada sobre la naturaleza y la fisiología de los desordenes mentales, muestra que hay en el mundo místico delirios de grandeza que son falsas creencias respecto al poder y la importancia de la persona, como la convicción de que la persona posee poderes divinos o que tiene un conocimiento especial que nadie tiene o que está emparentado con alguna deidad, lo cual puede llevar al pensamiento desordenado de sus seguidores y a efectos multiplicadores de alucinaciones y delirios.

Por eso en la evolución arqueológica, el rastreo de los Rollos del Mar Muerto nos enfrentan con la contradicción entre el Jesús de la historia y el Cristo de la fe, y de todas maneras mirándolo desde esta perspectiva comprendemos que el drama del cristianismo se resuelve, no en la figura mitificada del que aprendió a ser el Mesías como uno de los discípulos de la Secta Esenia, sino en el monasterio del Qumrán que es la cuna del cristianismo fundamentalista y en la correspondiente actitud de las iglesias como organizaciones humanas que son, para que se despojen de su ropaje místico y aristotélico y reconozcan y muestren, que sobre el artificio del principio de la supremacía de Pablo, descansa la naturaleza contradictoria de su dogmatismo teológico y el sentido y eficacia de su fe, encastradas en mitos que ya han ido perdiendo para el pueblo su sentido, pues, el cristianismo ha sido oficializado por una iglesia siempre dispuesta a pactar con el mismo Diablo, con tal de conservar sus privilegios y el patrimonio adquirido después de siglos de poder inquisitorial.

6.9 El ISLAMISMO

Página 96

El Corán es el libro profético de Mahoma que ofrece el aspecto de un monumento religioso y social de primera magnitud, que literalmente posee una hermosura sutil hecha para ser declamado o aún mejor cantado, y cuya lectura se vuelve monótona, pues como la Biblia contiene en cada una de sus narraciones el Sura o capítulo y el Ayat o versículo, igualmente escrito en forma alegórica similar al texto bíblico, lo que hace que la realidad se pierda entre la interpretación simbólica y literal.

Del Nuevo Testamento tomó Mahoma mucho menos que del Antiguo y con el mayor respeto por Jesús, lo considera tan solo como uno más de los profetas anteriores a él.

El Islamismo a diferencia del Cristianismo se fundamenta en una fuente primaria, en un escrito original; El Corán, el cual tiene la ventaja de la seguridad en cuanto a su origen pues es la obra de un solo hombre.

En Mahoma con relación a Jesús, hay un mejor medio de juzgarlo a través de su obra, pues lleva y llevará siempre la ventaja a aquel que por no haber dejado nada escrito, no podemos conocerlo sino a través de lo que otros han pensado de él, es decir de fuentes secundarias y terciarias, a través de historiadores, compiladores y comentaristas, que hombres al fin, nos ofrecen aquello de lo que se ocupan a favor de algo muchas veces distinto a la verdad, precisamente a causa de sus opiniones. Mientras que cuando tenemos la obra de un hombre le tenemos a él mismo. De otro modo todo en torno a él es dudoso, y si no queremos equivocarnos, estamos obligados a someter lo que se le atribuye a rigurosa cuarentena, para evitar que la fantasía pueda añadir muchas veces lo que en la realidad falte.

Mahoma como monoteísta rabioso que era, no toleraba que asocien otra divinidad a su Alá: En verdad, Alá no perdona que se asocie a él otra divinidad. El que lo hace cae en un error que va muy lejos. (Corán, IV, 116) Es decir, el más grave de los errores ¡Afirmación muy grave sale de sus bocas diciendo: Dios ha tomado de Él un hijo. En verdad, no profieren sino una gran mentira. (Corán, XVIII, 4). Dicen los cristianos: El muy Misericordioso ha tenido un hijo. Diciendo esto decís una cosa monstruosa. Poco falta para que los cielos se hiendan, la tierra se entreabra y las montañas deshechas se hundan por atribuir un hijo al Todo Misericordioso. (Corán, XIX, 91, 92) Y no solamente le desesperaba oír que Alá había tenido un hijo sino hablar de la Trinidad. “¡Oh vosotros, pueblos del Libro! (los cristianos). No vayáis más allá de la justa medida en vuestra religión y no digáis a propósito de Dios sino la verdad. Creed, pues, en Dios y en sus apóstoles pero no digáis Tres”. ¡Absteneos de afirmar tal cosa! Esto sería lo mejor para vosotros. ¡Alá no es sino un Dios único! ¡Gloria a Él! ¿Cómo podría tener un hijo?” (Corán, IV, 169).

Además, y tal cual habían ya pensado Basílides, Valentín y otros en los primeros tiempos de nuestra era, Jesús no había muerto en la Cruz, sino otro en su lugar: Simón de Cirene, al que vemos aparecer en Lucas: Han dicho: en verdad, hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el apóstol de Dios. Pero no le han matado, no le han crucificado; sino a uno que les pareció que era Jesús. En verdad, los que difieren a propósito de esto están llenos de dudas, no tienen en lo que a él se refiere un conocimiento cierto, sino que siguen también una opinión. No le han matado, esto es cierto, sino que Alá se le llevó junto a El. Porque Alá es poderoso y sabio. (Corán, IV, 156).

El profeta árabe no solo abominaba de cuantos decían que Dios tenía un hijo, sino a los que le daban culto, así como a María, y de los que hablaban y creían en la Trinidad. José, el padre putativo de Jesús, no es mencionado ni una sola vez en el Corán. Con todo ello, Mahoma se mostraba, evidente- mente más monoteísta que los cristianos.

Mahoma se inspira en el Yahvé de los ejércitos, del que entre conminaciones y amenazas hablan una y otra vez los profetas del Antiguo Testamento bajo la consigna de: La espada de Yahvé está llena de sangre... Porque es para Yahvé un día de venganza... (Isaías XXVI, 6,8), tomada del más importante de los profetas judíos, Isaías, gracias al cual Yahvé ascendió de simple Dios del Pueblo de Israel a Dios Universal, Mahoma se evito tener que hacer milagros y cubrió con éxito el manto de profeta con el de guerrero, y bajo la consigna de que el único Dios es Alá y Mahoma su profeta, inicio la guerra santa. El punto de partida había sido la aparición del arcángel Gabriel en forma humana en las cuevas del monte Hira donde le dijo: Mahoma, tu eres el enviado de Alá. A partir de ese momento comenzó la predicación de la nueva religión que se inicia con la emigración que Mahoma hace con numerosas seguidores a Medina, que tuvo lugar hacia el 24 de Septiembre del 622 de nuestra era, se conoce como la Hégira y constituye el punto de partida de la era islámica.

Retomando el terrible problema del mal, se encuentra como tan solo el Corán, entre todos los libros religiosos, y el Islamismo, entre todas las religiones, ha sido capaz de dar la solución a tan grave cuestión. Alá a diferencia de Yahvé lo supera y se hace fatalista y responde por haber creado al hombre sabiendo que está expuesto al mal y puede caer en él. Alá es responsable de haber creado tanto el Bien como el Mal y por eso ningún hombre debe pagar infierno eternamente. Es que Alá es clemente y sencillamente el infierno del profeta árabe es un purgatorio donde cada uno paga su condena por el mal que hizo en la tierra y luego va al paraíso a tener los goces que no tuvo en la tierra, diferente del infierno de los profetas judíos que no responden por la existencia del mal, refugiándose en la leyenda de Adán, haciendo injustamente pagar a sus descendientes un pecado que no han cometido. En otras palabras el dios que el profeta árabe construyo, es un dios más justo, responsable y misericordioso que el dios que los profetas judíos fabricaron, pues inclusive Iblis, el demonio del Islam, finalmente será perdonado.

El Islamismo en vez de ser como otras religiones una verdadera encrucijada a fuerza de dogmas, credos largos y con frecuencia no fáciles de admitir, artículos de fe que riñen con la razón, liturgias complicadas y demás admirables costumbres rituales, el Islamismo se sostiene sobre cinco columnas; la profesión de fe, la oración, el ayuno, la peregrinación a la Meca y la limosna, y algunos preceptos como la prohibición de tomar bebidas alcohólicas, que como estimulante pernicioso se ha convertido en la desgracia de muchos hogares cristianos, provocando la enfermedad, el delito y la muerte, invocando ceremonias religiosas de origen pagano, con celebrantes que devoran el cuerpo de Jesús y beben su sangre en acto simbólico de sublime canibalismo, inspirado en la parábola de la Omofagia de la Ultima Cena, que refleja el eco de la religión griega en el martirio de Dionisos, cuyo cuerpo comieron y cuya sangre bebieron las bacantes.

Islamismo es una religión sin complejidades, sin sacramentos, sin misterios que fuercen a la reflexión teológica o a la consulta sacerdotal, religión sin clero pero con un credo accesible mediante llanos razonamientos, en suma, pero que conjuga otro factor: el espíritu igualitario.

Por eso si el texto bíblico, que está lleno de insalvables incoherencias, que es soporte de la colonización espiritual sionista en la cultura del mundo occidental, es el libro que refleja y consigna la historia legendaria y las expectati¬vas espirituales y humanas del pueblo judío, el Corán es el libro que con sus reglas ascéticas permitirá que el Islamismo a pesar de la existencia de religiones supuestamente más perfectas, sobreviva probablemente a todas ellas.

6.10 EL SATANISMO

Página 103

Como uno de los productos de la tradición y la supuesta revelación que ofrece la tienda del cristianismo en el vasto mercado religioso de las creencias y la fe, además de la tradicional formula salvífica, de la trinidad, de los ángeles buenos, arcángeles, serafines y querubines, se encuentra el de un ángel llamado Luzbel, que se salió del redil porque intento ser igual a su dios Yahvé y fue condenado por este dios a vivir y cuidar eternamente el infierno.

¿El dios Yahvé, siendo justo, bueno y sabio que todo lo conoce, por qué creo este ángel sabiendo antes de crearlo, que su destino sería fatal?

Página 110

¿Existe el Diablo en realidad y los satánicos pueden confiar en él o están engañados?

¿O será que hay efectos con cierta consistencia y sustantivi¬dad en el subconsciente, que se vuelven contra el hombre espiritual y le imponen sus leyes, que ocurren con tanta mayor facilidad cuanto más se debilita la fuerza unificadora de lo personal y lleva a estados de desinte- gración patológica de la cual culpamos al Demonio?

De acuerdo a la psicología científica en determinados estados de la vida anímica, sucede algo así como si se introdujera en el hombre algo extraño, otro individuo que disputa al YO su dominio. Son los llamados poderes del subconsciente, que no son simples conceptos intelectuales que se pueden manipular a discreción, sino enemigos que en la economía de la personalidad pueden originar en determinados casos terribles devastaciones, ya que en el inconsciente del ELLO, carecen de ética, moral o estética. Es el cerebro primitivo heredado del primate que se impone más fácilmente sobre el cerebro evolucionado de la corteza cerebral, haciendo que los impulsos instintivos subcons¬cientes sean más fuertes que el pensamiento racional. Estos procesos del aparato psíquico han sido ampliamente considerados y explicados por el psicoanálisis, sin embargo, el cristianismo ha hecho que Satanás cargue con el lastre de todos ellos, quizá con beneficio de inventario.

Satanás sólo existe en la mente de los que para bien o para mal creen y se sirven de él, pues, históricamente aun como personaje de ficción grandes dividendos ha producido, siendo además “el chivo expiatorio” de los graves errores y grandes crímenes de las religiones tradicionales, como el cristianismo, y es el motivo de disculpa de todos los males del mundo occidental.

La mejor forma de contrarrestar los males del satanismo, es hacerles ver a sus seguidores que Satanás solo existe por obra y gracia de la imaginación de sus creadores y que en la realidad no existe.

6.11 El VUDU

Página 107:

El tema de los zombis fue tratado seriamente por las viejas autoridades coloniales, para lo cual hicieron una legislación especial. El Artículo 246 del Código Penal establecía que: "También el término intención de matar, por envenenamiento, es el uso de sustancias por medio de las cuales una persona no se mata, pero se reduce a un estado de letargo, más o menos prolongado, y esto sin tener en cuenta la manera como la sustancia fue usada y cuáles fueron sus resultados posteriores. Si, siguiendo el estado de letargo mencionado la persona es enterrada, entonces el hecho será denominado como un crimen. Históricamente el consumo de alcohol y drogas alucinógenas, pueden revelar ciertas posibilidades que no se pueden transformar en realidades, y han servido para aunque sólo sea por unos instantes el mundo físico pueda transportarse al paraíso de un solo salto.

Ante la falsa evidencia positiva del gusto por el infinito, dentro de la psique del hombre existen regiones secretas que se han querido explorar por medios psicodélicos para encontrar la llave que revele esas moradas internas, sobre las cuales los místicos de todos los tiempos y de todas las religiones están de acuerdo sobre su existencia, en la búsqueda de la expansión de la conciencia.

Así no es extraño encontrar en la historia de los Vedas, que el Rig-Veda fue el escrito inspirado en el consumo de Soma, que es el zumo dorado que produjo uno de las más bellas composiciones de la historia de las religiones, siendo uno de los manjares de los dioses el hongo Psilocybe, que dio la paternidad de Soma.

De acuerdo al argumento apoyado en complicadas premisas filológicas, J.M. Allegro, en su obra The Sacred Mush¬rooms and the Cross (Los Hongos Sagrados y la Cruz), y de quien se hace referencia en el libro "Los escándalos de los rollos del Mar Muerto" de Baigent y Leigh, tratando de establecer la fuente de todas las creencias y prácticas religiosas, afirma que Jesús no había existido nunca en la realidad histórica, que no era más que una imagen evocada en la psique bajo la influencia de una droga alucinante, la psilobicina, el componente activo de los hongos alucinógenos. En efecto, sostiene, el cristianismo, como todas las religiones, provenía de una especie de experiencia psicodélica, un rile de passage ceremonial promulgado por un orgiástico y mágico culto de los hongos.

De esta manera se cuestiona y duda la existencia de Jesús histórico, habida cuenta que hoy en día no se discute ya y se da por descontado el uso de drogas-psicodélicas y de otros tipos, por parte de las religiones, los cultos, las sectas y las escuelas místicas del antiguo Oriente Medio donde se originaron los profetas, un uso también común, entonces y ahora, en el resto del mundo, una llamada "cultura de la droga", es el uso de la planta sagrada del Yahé, utilizada por los indígenas del Amazonas para limpiar el cuerpo, la mente y el espíritu de todos los males y llegar a Dios por sí mismo. En términos de un misticismo fácil, muestra que “las fuentes del cristianismo están comprometidas con un hongo comestible”.

¿Serán los evangelios llamados “la palabra de dios", un producto de las drogas alucinógenas en su tiempo?

Eso es precisamente lo que se deduce de las afirmaciones de J.M. Allegro, quien participo en las investigaciones sobre los Rollos del Mar Muerto, que son revelaciones que según Baigent y Leigh han hecho temblar al Vaticano.

Actualmente el cristianismo y judaísmo son dos religiones complacientes con el poder terrenal, que ponen más énfasis en las formalidades del culto que en las enseñanzas de sus primitivos maestros. Desvirtúan el significado de los rollos porque ni siquiera soportan que les recuerden aquellas enseñanzas.


8. LA IMAGEN DIVINA

Página 119

Como la imagen analógica de Dios está condicionada por el respectivo mundo del hombre, se puede desbordar en extensión y profundidad como sucede en el cristianismo, lo cual hace necesario imponer límites para evitar que lo divino no sea más que una pura emanación y objetivación de deseos o ideas humanas.

10. EDAS DEI, NUMEN ET NUMINA

Page 133:

Todo un acontecer en la historia de las religiones esta resumido en las palabras hierofanía, numen y numina, que revisten cierta relevancia en el homenaje rendido a las divinidades de todas las religiones.

Hierofanía, es todo lo que se muestra como sagrado en el mundo. A partir de esta realidad solo nos interesa el homus religiousus; el hombre religioso, que venera lo sagrado y que le da “peso” a cada una de las diferentes religiones.

Page 134:

Numen, es el verdadero creador de todo lo existente que siempre ha existido en todas las religiones en forma explícita o implícita, es el Dios verdadero porque es el mismo y uno solo para todas las religiones, es el dios de la razón y el conocimiento, es el dios que nos revela su existencia por la obra de la creación del mundo y su orden, pero nos esconde y no nos deja conocer su naturaleza divina, su esencia, y no hay nadie en este mundo que pueda decirnos realmente como es él, solo es conocido a la hora final de nuestra existencia individual en esta vida, cuando el misterio de la muerte nos sea revelado a cada uno.

Page 135:

Numina, es la pluralidad del numen, son los dioses naturales, analógicos y concretos, que como seres personales cada religión ha condicionado de acuerdo a la imagen, semejanza y entorno humano, son los dioses, diosas, semidioses, hijos de una mortal y un divino, héroes animales y plantas y aún objetos mitificados de la hierofanía.

Numina, es un intento que la gente hace por comprender el numen, por llegar a él, son los dioses de la fe, la creencia y el sentimiento, son los dioses adornados a nuestro gusto, que nos son útiles porque están a nuestro alcance mundano, que por tradición guardamos en nosotros mismos, que nos acompañan cotidianamente para aliviar nuestras penas, recibir sus enseñanzas, encontrar consuelo y ayuda en nuestras necesidades, son las deidades de las procesiones pueblerinas.

16.1 LA ERA DE ACUARIO

Page 169:

La Nueva Era se denomina "Era de Acuario", porque nos encontramos casi al final del ciclo astronómico de Picsis e inicio de otro; Acuario. Hubo el tiempo en que se vivió bajo el signo de Tauro y aparecieron los imperios y religiones de Mesopotamia. Vino después Aries, y floreció la religión judía. El signo de Piscis que comenzó hace dos mil años ha sido el del cristianismo que llega a su final.

Page 187:

19.4 PROHIBICIONES

Basada en el Demonio que no existe, la inquisición del Santo Oficio fue obra de la Iglesia Católica y del protestantismo cometiendo crímenes de lesa humanidad para combatir la demonolatría.



La sociedad futura bajo el nuevo canon edista no volverá a pasar más por esas épocas oscuras de la inquisición, donde las iglesias sacrificaron injustamente en la hoguera a mujeres acusadas de brujería y hechicería y hombres acusados de herejía.

Page 189:

20. EPILOGO

La Nueva Era se denomina “Era de Acuario” porque estamos casi al final del ciclo astronómico de Piscis y comienzo de otro: Acuario. Hubo el tiempo en que se vivió bajo el signo de Tauro y aparecieron los imperios y religiones de Mesopotamia. Vino Aries más tarde y floreció la religión judía. El signo de Piscis que comenzó hace dos mil años ha sido el del Cristianismo que se acerca a su final.

Page 194:

Ha llegado la hora en que el conocimiento teológico se democratice y todos tengan acceso a su doctrina, para que este conocimiento deje de ser un privilegio de una elite ideologilizada que ha pretendido indefinidamente imponer un credo que produce una fe de mero contenido emocional a falta de lo racional y cognoscitivo, subyugando a sus fieles con falsas promesas de ultratumba para conservar sus privilegios y poder mundanos, e igualmente pretenden sin lograrlo unir religión y ciencia, pero la contradicción insuperable entre las religiones reveladas y la ciencia, radica en que la revelación no es ninguna comunicación con lo divino y hace afirmaciones que no se dejan comprobar por la razón ni la ciencia.

Page 195:

En el Pabellón de la Armonía Suprema en Pekín, estaba gravado un texto astrológico: “Las cosas tienen un Origen y un Fin. Saber lo que ocurre primero y lo que ocurra por último, es estar cerca del Tao”.

No es que todo se vaya a acabar y vendrá el juicio final como creen ingenuamente los fanáticos del Apocalipsis. Lo que se cumple es el “Ciclo de Siva”, emblema, símbolo y representación de la naturaleza, de destrucción y regeneración, o generación y destrucción eterna, simultanea y fatal.

AHORA VUESTRO CONCEPTO

¿Nos preguntamos si después de leer los anteriores apartes del libro “Iluminación Divina en la Era de Acuario”, consideráis vosotros que Jesús es Dios o no?

Presentad esta publicación en vuestra comunidad, para que sea la gente la que decida si Jesús es Dios o no.

“Haced llegar esta página conocimiento a cinco (5) personas conocidas y Dios os gratificara, porque habréis hecho honor a la verdad divina”.