Dios te gratificará en esta vida y en la del más allá enseñando y distribuyendo sin animo de lucro en tu comunidad el libro Iluminación Divina en la Era de Acuario. Congregacion Religiosa Universal ( C.R.U. )
Redes Sociales Icono Twitter Icono Facebook

2. Aspectos Preliminares


Las creencias heredadas de la caduca Era de Piscis empiezan a mostrarse débiles para mantener el orden de antaño, lo cual se agudiza en la medida en que la duda se prolonga, la desconfianza se acentúa y la búsqueda de ese algo nuevo y bueno se vuelve profunda y exigente. Entonces para la enigmática y sorprendente era de iluminación espiritual de Acuario, tan cercana a nosotros, que significa el inicio de un fin que debe cambiar el mundo de manera radical al iniciar el nuevo milenio, se ha consignado en el presente documento el Mensaje Divino y profético sobre el conocimiento divino, como servicio a la humanidad, el cual representa un nuevo paradigma en las relaciones entre el Ser Absoluto y los seres inteligentes del Universo.

En los Puranas, textos sagrados de la India, se anuncia que un mensajero espiritual arribará al mundo al acabar el que será el último ciclo, llamado Kali Yuga, y de acuerdo a la filosofía budista, uno de los Budas de la meditación fue el místico Amoghasiddha, que reina en los cielos y que jamás descenderá a la tierra, pero será encarnado en la figura de Maitreya, uno de los cinco Budas humanos. El arribo de este mensajero celestial tendrá lugar en un plazo que se cumplirá al iniciarse el nuevo milenio, y cuando llegue este momento y el mal impere en el mundo aparecerá Maitreya para establecer la ley y el orden y sucederá entonces el fin del mundo. ¿Significa esto que se extinguirá la vida en la tierra y todo será destruido como lo afirman las predicciones sobre el fin del mundo del Apocalipsis de San Juan? ¿O más bien se quiere decir que ese fin dramático se refiere al modo de vivir de los seres humanos que será sustituido por una nueva religión y nuevas costumbres que coincidirán con el paso de la Era de Piscis a la siguiente, la de Acuario?

¿Será la nueva espiritualidad que se introduce al mundo como una profecía, la que gira más de acuerdo con el desafío que presenta el dilema de sí somos o no somos los únicos seres pensantes en el mundo de millones de millones de meta galaxias esparcidas por la inmensidad del Universo?

La nueva confesión religiosa presente en este documento se concientiza como la disciplina que proporciona las bases para situar a la persona al lado del mundo espiritual, creando un nuevo esquema mental fundamentado en una fe de mayor contenido racional y cognoscitivo, dentro de un orden intelectual más perfecto.

Su práctica se efectúa como un compromiso de utilizar el nuevo esquema mental para alcanzar una conciencia más elevada y funcional, que favorezca la liberación espiritual por el libre pensamiento para el conocimiento personal y directo de lo divino, superando límites y permitiendo el desarrollo integral, para que cada persona pueda crear su propia realidad a través de su vida cotidiana.

El Mensaje Divino, sólo siendo fiel a sí mismo establece una nueva relación del Ser Supremo con el ser humano, enseñándonos que la esencia y acción divina en sí mismas son imposibles de conocer, acción intrínseca denominada: Actividad Sigma.

De acuerdo a la connotación del Mensaje Divino, el Ser Absoluto es: Edas Dei: Espíritu Divino de la Actividad Sigma (Edas Dei: Spiritus Divinus Actionis Sigma).

Primeramente se establece el fundamento teológico del Mensaje Divino y luego se efectúa una cosmovisión que muestra la génesis y evolución del universo y el hombre, e igualmente para comprender las principales concepciones de las deidades que históricamente han condicionado las diferentes religiones y recoger de ellas sus elementos más valiosos, se efectúa un recorrido por el Panorama de las Grandes Religiones, partiendo de las creencias religiosas de la India; cuna de todas las religiones, recorriendo las religiones orientales y las bíblicas y otras formas enigmáticas y de interés actual; como el Satanismo y Vuduismo, para que cada persona lo enfoque no desde el punto de vista de la fe, ni de la exégesis, sino de la reflexión crítica que supera la ignorancia, el fanatismo, la parcialidad y el interés personal, lo cual permite un pluralismo religioso semejante al producido en el Japón con el Sintoismo2 y su fusión con las demás corrientes religiosas que llegaron, quedando así demostrada la capacidad de asimilación como una de la características más fundamen- tales, edificantes y admirables que este pueblo tiene.

Al considerar la Antropología Filosófica que muestra el trasfondo mítico del pensamiento religioso tradicional, se efectúa un análisis crítico de la imagen divina, que permite con base en el Mensaje Divino, establecer el Nuevo Paradigma para el Ser Supremo.

Igualmente se construye el Pensamiento Edista, que es de “carácter sapiencial y filosófico”, no profético ni místico, acorde con el centrismo, pluralismo, relativismo y globalización de la postmodernidad, que se distingue por ser una búsqueda racional, coherente, rigurosa y universal de lo divino, como elemento unificador ante la particulari­dad y diversidad de lo trascendente.

Como un nuevo principio se relaciona la concepción ética con el aprovechamiento de la energía humana y finalmente se hace la propuesta del “edismo”, como la doctrina mística y sistémica de lo divino para la formación de la Espiritualidad Edista, que es sincretismo más eclecticismo religioso a través del Teocentrismo y del Pluralismo Religioso como esperanza para lograr la paz en el mundo, comulgando con un culto único, integral y libre a Dios, como un acto complejo de sabiduría.

El estudio del presente escrito por el contenido que encierra, implica un compromiso consigo mismo, con la vida, con la misión primordial de servir de guía en todo momento y como compañía en la hora de la muerte para la necesaria iniciación en la vida del más allá.

A todos y cada uno de los (las) lectores(as) de este escrito, los (las) invitamos a comulgar con el Mensaje Divino como un deseo intimo y sincero de comenzar una nueva vida espiritual y de libre pensamiento, para darle un significado noble y grande a la existencia. La libre participación, colaboración y solidaridad será de mutua utilidad para llevar adelante la magna y digna tarea de lograr un irreversible proceso de liberación espiritual, para despertar al ser humano de ese profundo sueño milenario en que ha estado sumido y pueda transformar su vida, encontrando una fe más autentica, que le permita realizar su promoción humana y encontrar la verdadera fórmula salvífica.

A las manos de quien llegue esta guía espiritual, bienaven- turado sea, pues está llamado a ser un elegido de este proyecto fundamental de vida y de liberación espiritual, que lo dotarán con ideas firmes que lo orientaran a sí mismo y a los demás, entonces su respeto y carisma brotará como manantial de una fuente.

Cada poseedor y sincero estudioso de este libro, está llamado a ser apóstol en potencia invitado a la peregrinación hacia el Cades Barne3, para encontrar la verdad, purificar su conciencia, recibir la gracia divina del Mensaje Divino y hallar el sendero de la gloria en el más allá.

Meditad con pensamiento claro y libre el contenido de este documento y hazlo propio. Entonces vuestra vida tendrá un gran significado y cambiará para siempre su valor y poder.

Difundid y enseñad el Mensaje Divino a todos los humanos, para que la verdad ilumine la mente y la esperanza renazca en todos los corazones

Entonces, habréis cumplido la misión del Mensaje Divino en la Tierra aún a costa de vuestras vidas, sucederá lo que debe suceder, la lucha emprendida con el sacrificio de vuestras vidas despertará las fuerzas que desean levantarse, para sacudir el yugo que las ha mantenido aprisionadas en el letargo del sueño milenario durante la era de Piscis. Ahora os espera inexorablemente la gratificación infinita en el seno del Altísimo en el más allá

Sea este el tiempo sideral escogido de la Era de Acuario para que el Mensaje Divino cumpla su misión en todos los universos.

2 Sintoísmo.- Religión original y nacional del Japón. En su momento domino el confucionismo y luego el budismo. La diosa Amaterusa, personificación del Sol, domina el panteón sintoísta.

3 Cadés Barne.- Oasis del desierto de Cadés escogido por el señor Yahvé, para la llegada de Moisés de Egipto y hacerle entrega del país de Canaán a los israelitas.